¿SABES CÓMO EMPEZÓ FEDEMEC?

REMONTÁNDONOS EN EL PASADO DE 1984

En julio de 1984 se reúnen 64 ministros del Señor provenientes de 44 entidades evangélicas para celebrar la Primera Consulta Costarricense de Misiones, y reflexionar en torno al Señor, su Palabra y el seguir de la guía del Espíritu Santo en relación al trabajo misionero que nos correspondía a nivel mundial.

De esta consulta, y otra llevada a cabo en abril de 1985, surge un organismo interdenominacional que sería instrumento para unificar los esfuerzos  del pueblo evangélico en pro de la Obra Misionera Transcultural.

Ese organismo se constituyo oficialmente en agosto de 1985 bajo el nombre de Federación Misionera Evangélica Costarricense, con las siglas FEDEMEC. Se inicia la Federación con 12 miembros, denominaciones a nivel nacional que creen en la tarea de “Id, y predicad el evangelio a toda criatura” Marcos 16:15.

Los años 90’s fueron claves para el fortalecimiento de FEDEMEC. Durante estos años logramos elevar el numero de socios y obreros, y también logramos colocar mas misioneros de diferentes iglesias en los campos de misión. También se hicieron alianzas que fortalecieron nuestra labor misionera y en conjunto con la iglesia: Fronteras, PMI, WyCliffe, SIM, WEC y COMIBAM.

Con muchos de ellos seguimos trabajando desde otra plataformas, pero continuamos juntos en la labor misionera.

Nuestro primer director costarricense fue Allan Matamoros, quien sirvió por mas de 7 años. Luego le siguió Cristian Castro quien estuvo al frente por mas de 12 años. Después Andrés Blanco, dirigió la organización durante 5 años. Actualmente nuestro Director es Carlos Abarca quien sirve al Señor por medio de FEDEMEC trayendo una visión fresca y renovada a nuestro servicio como agencia misionera.

FEDEMEC EN LA ACTUALIDAD

DESDE EL AÑO 2000 EN ADELANTE

Actualmente, FEDEMEC está constituida por una red de iglesias locales y entidades misioneras, que conforman la Federación. Como comunidad misionera, estamos entregados totalmente a Glorificar a Dios entre los grupos humanos por alcanzar y abandonados del mundo, a través del servicio a la iglesia local, que es como un brazo para poder cumplir la Gran Comisión.

Hemos continuado en comunión y en relación con nuestros socios estratégicos como: OMF, FRONTERAS, PMI, SIM, WYCLIFFE y CAPI, socios que son parte de nuestra comunidad misionera. Junto a ellos deseamos ver a nuestro Dios ser adorado y glorificado en los grupos humanos por alcanzar y abandonados del mundo a través de:

  • Biblias traducidas en idiomas del corazón.

  • Liderazgo autóctono establecido.

  • Iglesias autóctonas o movimientos de discípulos.

  • Iglesia locales enviando obreros y cuidando de ellos.

  • Proyectos sociales y de negocios desarrollados y desarrollándose que aportan a las comunidades y países.

  • Obreros que son fructíferos, eficaces y duraderos en el campo.

Como comunidad misionera deseamos ver más frutos que sean olor fragante a nuestro Dios, para seguir escribiendo la historia para para la Gloria de Dios.