2020, año de la generosidad

El año pasado el Señor me hablo de invitar a nuestra comunidad de FEDEMEC para reflexionar, aprender y vivir sobre el tema de la generosidad durante el año 2020. El mejor modelo de Generosidad es nuestro Padre, todo lo que Él es y nos manifiesta nos habla de esto, la naturaleza, el agua, los alimentos, los animales, los seres humanos; toda la creación es un acto de infinita generosidad.

La generosidad es más que recursos económicos, tiene que ver con la esencia misma de Dios. Al ser hechos a su imagen y semejanza, participamos también de la capacidad de ser generosos”

La generosidad es una actitud, que se cultiva y se desarrolla en terrenos que han sido fecundizados precisamente por actos genuinos de generosidad, como por ejemplo, el sacrificio de Jesucristo para rescatarnos de una historia de dolor y pecado… ¡Cuanta generosidad del Padre al darnos a su propio Hijo!

Pensemos en nosotros, qué podemos hacer para ser generosos con actos creativos de generosidad. ¿Será que podemos donar nuestra vida en la obra misionera como un regalo hacia los no alcanzados, o podemos donar nuestra profesiones al servicio de otros? No sé cómo el Señor nos pueda dirigir, pero te pido que puedas tomar unos minutos de reflexión y dejar que Dios te hable. Y luego cuéntanos tu testimonio.

Carlos Abarca
Director Ejecutivo

Vivir de ofrendas es un privilegio

En estos últimos meses he estado aprendiendo sobre el levantamiento de finanzas para proyectos misioneros. Me gustaría poder compartirles un poco de eso. El autor Steve Shadrach, en su libro “El pedido divino” plantea una forma diferente de cómo se ve el levantar finanzas. Usualmente pensamos que solo hay 2 personajes cuando estamos compartiendo el proyecto, el misionero y el posible donante. Pero Steve lo explica de la siguiente manera, esta el misionero, el posible donante y Dios. Entonces el misionero está buscando a Dios y dependiendo de él. Sabiendo que la providencia proviene de él y no de los donantes. Pero al mismo tiempo está el posible donante, preguntándole a Dios dónde invertir.

Cuando vemos el levantar finanzas de esta manera podemos recalcar que es un asunto de Dios. Él se va a encargar de llevarnos a las personas que tiene para que nos apoyen. Y las personas que nos digan que no, es y seguirá siendo un asunto entre Dios y esa persona. El vivir de ofrendas es un privilegio, es bíblico y debería ser una época bastante hermosa en nuestras vidas. Me gustaría poder animar a los misioneros y a los que se están preparando a verlo como un regalo de Dios. No es una carga, no debe traer vergüenza y se puede lograr. La diferencia de lo que hemos visto hasta la fecha es un entrenamiento eficaz pero un acompañamiento.

Melissa Román
Directora de Finanzas del Obrero

Si le interesa adquirir el libro “El pedido divino”, puede comprarlo en el siguiente enlace:

 

10 Mil misioneros de oración

Hemos entendido que la oración es un conversatorio, un diálogo, con la persona más poderosa e influyente del universo, que a la vez, es tan humilde que no solo me escucha y contesta sino que ha decidido morar dentro de nosotros. Esto no lo se explicar bien, pero lo disfruto.

Entendiendo esto, y sumado a la petición del Señor Jesucristo que oremos pidiendo al Padre obreros para la Mies, nos estamos reuniendo en Casa-Fede todos los viernes de 6:00 p.m. a 8:00 p.m., para orar por un gran sueño: Ver 10 mil misioneros de oración que podamos clamar por 50 nuevos misioneros, en 20 etnias no alcanzadas y abandonadas. Además hemos dividimos el tiempo de oración en cuatro espacios estratégicos: 1. Orar por las etnias no alcanzado y abandonadas. 2. Por nuestros obreros en le campo. 3. Por la iglesia en Costa Rica. 4. Por el ministerio de FEDEMEC.

Todas las semanas elaboramos un boletín virtual de oración que publicamos cada semana en nuestra página web, con la finalidad de que personas, en cualquier parte del mundo, puedan orar junto con nosotros y lo hagan en familia, en grupos de oración, células, espacios en las iglesias, en fin; de mil formas creativas.

Todos levantando oración para cumplir el ruego del Señor de pedir obreros para la mies, porque a la verdad la mies sigue siendo mucha y los obreros pocos.

¡Únete y oremos por el mundo que aún no conoce a nuestro Salvador!

Carlos Abarca, Director
Si deseas más información puedes escribirnos a director@fedemec.net

Acompañamiento Integral / Parte 2

 

Nuestra experiencia en FEDEMEC nos ha demostrado que es muy importante que las agencias e iglesias busquen ser intencionales en acompañar a la familia extendida de los misioneros.

Algunos consejos prácticos de como hacerlo:

 

No esperes hasta que el misionero esté en el campo para iniciar el contacto. Sobretodo si es soltero es muy importante que su familia conozca la iglesia y agencia que apoya a sus hijos.

Se intencional y constante en crear una relación. Por medio de WhatsApp, visitas, llamadas o cualquier otro medio, es muy importante tener claro que sin relación no hay acompañamiento.

Procura hacer actividades grupales donde los familiares de varios misioneros puedan conocerse. Una de las cosas que más disfruto es verlos mostrándoles a otros fotos de sus nietos, contando con orgullo sobre lo que hacen sus hijos en medio de un grupo que los va a entender.

Es una oportunidad ideal para involucrar adultos mayores a servir en la obra misionera. En nuestro caso la mayoría de los familiares que acompañamos son adultos mayores, por lo que ha sido una gran oportunidad tener a una adulta mayor que es madre, que su hija es misionera y que tiene los dones para caminar con otros sirviendo a otros padres como ella.

Normita es nuestra encargada del acompañamiento a los familiares, mira este video para conocer lo que ella está desarrollando en FEDEMEC.

Si deseas más información puedes escribirnos a cuidadointegralfedemec@gmail.com
Alexandra Mantilla, Coordinadora del Área de Acompañamiento Integral de FEDEMEC

 

Acompañamiento Integral / Parte 1

Una de las cosas que he notado en estos años sirviendo en FEDEMEC es lo mucho que los misioneros valoran que acompañemos a sus familiares más cercanos. Principalmente tenemos contacto son sus padres, pero también hay hermanos y abuelos. No todos los familiares que vienen a nuestros cafecitos son cristianos, pero todos tienen en común que tienen al menos una persona que aman sirviéndole a Dios en otro país. Todos saben lo que es sentirse triste y alegre a la vez, porque esto es lo que se vive cuando dejas ir a alguien para que siga su llamado de servir a Dios en otro rincón del mundo.

En 2018 hice una pequeña investigación entre varios amigos latinoamericanos que son misioneros, les pregunté si alguien de su iglesia local o su agencia de envío estaba acompañando sus familias. Los resultados fueron muy interesantes, únicamente el 19% me respondieron de forma positiva, pero todos consideraban era muy importante para el misionero que está lejos.

Estás son algunas de las razones por las cuales a mis amigos les gustaría que acompañen a sus familias:

“Es una forma de hacer por mí lo que yo no podría. Es una forma de decirles que estoy pendiente de ellos.”
Misionera Colombiana sirviendo con Edutech

“Les mostraría el amor de Dios y sería un buen testimonio a mi familia no creyente de lo que la iglesia es y a quien representa.”
Misionero Uruguayo sirviendo con FEDEMEC y SIM

“Mis padres son pastores, usualmente ellos son quienes cuidan de otros. Sería lindo que alguien cuidara de ellos también.”
Misionero salvadoreño sirviendo con Wycliffe y FEDEMEC

“Sería de mucho ánimo para continuar con la labor en el campo.”
Misionera Venezolana sirviendo con SIM

La familia es uno de los valores más fuertes para nosotros los latinos. Mi deseo es animar a cada iglesia y agencia a poner de nuestro tiempo y recursos en acompañar no sólo a los misioneros sino a sus familiares.

Si deseas más información puedes mirar este video que preparamos y escribirnos a cuidadointegralfedemec@gmail.com

Las Mujeres Hali y las alfombras

Después de 9 años en este país la vida se ha tornado “normal”, al punto que paso por alto contar muchos detalles de esta cultura que podrían ser interesantes para ustedes. A continuación uno de ellos:

Una de las cosas más bellas de La Tierra de Gracia son las alfombras tejidas a mano. Las ovejas se crían para obtener lana, la lana se hila, el hilo se tiñe y se teje a mano en valiosas piezas de arte. Cada alfombra tiene miles de pequeños nudos. Cada nudo representa un hilo que fue hilado, teñido y tejido en su lugar.

Las mujeres Hali (seudónimo por seguridad) son las que se encargan de tejer alfombras, trabajan largas horas, despertándose en medio de la noche con bebés enfermos, levantándose con el llamado a la oración al amanecer para preparar el desayuno para el día. Durante largas horas están de cuclillas en el suelo atando nudo tras nudo de sus alfombras. Les duele la espalda, sus brazos, pero siguen tejiendo, con la esperanza de ganar un poco de dinero después de semanas o meses de trabajo.

Un día de tantos una de las mujeres me llevó al cuarto donde tejen las alfombras, querían enseñarme como se hacen y me pidieron que tomara las herramientas, yo me senté en el suelo para tratar de aprender, de inmediato me reprendieron diciéndome que no me podía sentar, debía estar en cuclillas todo el tiempo. Al cabo de un par de minutos, mis piernas ya no podían sostenerme, así que me senté y ellas se rieron.

 

(Foto de mujeres Hali tejiendo una alfombra)

Desayuno de Donantes 2019

El sábado 7 de setiembre pudimos compartir un desayuno con algunos de los donantes de nuestros misioneros y amigos de FEDEMEC. Pero la comunidad de FEDEMEC se extiende hasta 303 donantes e iglesias. A todos les queremos decir: “Gracias, por escuchar la voz de Dios y decidir caminar en generosidad, por ser un ejemplo a seguir y por amar la comunidad de FEDEMEC”. Esta actividad la realizamos una vez al año, pero queremos decirles que las puertas de Casa Fede están abiertas para todos los que no pudieron asistir al desayuno. Nos gustaría poder recibirles con un cafecito y compartir con ustedes. #FEDEMEC.

 

 

GALERIA DE IMÁGENES

Celebración y Agradecimiento: Cambio de Liderazgo

El pasado viernes 26 y sábado 27 tuvimos nuestro evento de Celebración y Agradecimiento por el cambio de liderazgo en nuestra organización. Damos gracias al Señor por la bendición que fue este evento y agradecemos infinitamente a todos los que participaron y apoyaron a través de la oración, la generosidad, y se unieron a este tiempo espiritual que marca el inicio de un nuevo capítulo en la historia de #FEDEMEC. La gloria sea para nuestro Dios.

 

 

GALERIA DE IMÁGENES

Taller: Involucrando a la Iglesia en la Misión de Dios – Abril 2019

La semana del 22 al 26 de abril compartimos con dos congregaciones las diversas áreas en las que la iglesia puede participar en las misiones y cómo acompañar a los obreros siendo uno con ellos en el campo. La invitación para accionar en las diversas áreas está abierta para todo aquel que desee participar. Sabemos que Dios está despertando corazones y haciendo latir su propósito en cada uno de ellos. No nos cansamos de impulsar a la iglesia a salir de su comodidad. De nuestra parte, el compromiso es brindar apoyo y herramientas para un trabajo conjunto al acompañarla. Esa es nuestra razón de ser.
DÉBORA RAMÍREZ, Directora de CAPACITACIÓN

 

GALERIA DE IMÁGENES

Un Llamado Urgente a la Traducción de la Biblia

Damos gracias al Señor porque gracias a Wycliffe y SIL realizamos la conferencia Un llamado Urgente a la Traducción de la Biblia. Iglesias y organizaciones como El Instituto de Lengua Española, Iglesia Comunidad El Faro y La Biblia Dice nos ayudaron para poder realizar esta conferencia. Los participantes fueron retados a considerar la traducción de la Biblia en el sureste asiático como una realidad en sus vidas. Ahora confiamos en el Señor que de esta conferencia saldrán obreros para la traducción de la Biblia. Damos gracias a Dios por este tiempo y por su apoyo y oraciones.

ANDRÉS BLANCO, Director de FEDEMEC

“Lograron sensibilizarnos en que el motivo de la actividad no era algo ajeno ni externo a nosotros, sino parte de nuestras obligaciones como creyentes. Nos dieron a conocer la necesidad real en una zona poco conocida y el gran trabajo que ya se ha hecho y que falta por hacer. Fue muy entusiasta la exposición del expositor invitado, pero sobre todo sincera. No minimizó los peligros y sacrificios e inclusive el dolor que implica cumplir con un ministerio de estos.”
Daniela Mora Víquez

GALERIA DE IMÁGENES